5 Datos a tener en cuenta antes de hacerte un Injerto de Cabello

Los trasplantes capilares se han convertido en la última opción de quienes han ido perdiendo su cabello, ya sea por enfermedades como cáncer o la alopecia o por el paso del tiempo. El problema radica en que este tipo de tratamientos no es adecuado para todos los pacientes.

Injerto de Cabello

Siempre ten claro que antes de realizar éste, o cualquier otra clase de tratamiento, es importante visitar a un dermatólogo para que te guía hacia las diferentes posibilidades para solventar tu problema de calvicie, a juzgar por tu condición previa.


Entre los efectos colaterales que puedes presentar de realizar este procedimiento sin la precaución necesaria, están el sangrado, la posibilidad de sufrir infecciones, mala cicatrización o terminar con un cabello de apariencia antinatural al ir creciendo.


Toda persona debe ser evaluada de forma individual por su cirujano de confianza. Existen al menos cuatro criterios por los cuales una persona no es candidata para recibir este tipo de procedimiento:


1. Edad: Pacientes jóvenes, de entre 18 a 25 años, no son buenos candidatos; la pérdida del cabello está todavía en proceso, de realizar un injerto podría provocarse una mala distribución en el cabello, puesto que el médico no sabrá a ciencia cierta cuál será la afectación del cuero cabelludo con el paso de los años.


2. Sexo:La distribución de las áreas alopécicas entre hombres y mujeres son diferente. La calvicie de los hombres se encuentran más focalizadas, mientras que en la mujer estas se encuentran distribuidas por toda la cabeza.

Por tal motivo, los injertos son recomendables para los hombres, a excepción de quienes tengan el cabello fino. Pero las mujeres, a no ser que las áreas de pérdida de cabello estén focalizadas, no son buenas candidatas.


3. Por extensión de la pérdida capilar: Mientras más se estabilice la caída del cabello en el paciente, mejor será la aplicación del tratamiento, puesto que los cirujanos sabrán cuáles áreas cubrir con eficiencia.


4. Tipo de cabello: El cabello grueso y con alto contenido de melanina es ideal para los trasplantes, puesto que al ser más densos lucirán mejor. Lo mismo ocurre con los cabellos enrulados por sobre los lisos.


5. Puede ser doloroso: Hay por lo menos dos tipos de injertos de cabello, cada una la cual puede resultar más o menos dolorosa dependiendo del tipo de paciente. Afortunadamente para este procedimiento se usa anestesia local.