Cuidado del cabello, algunos consejos simples


El champú normal y el cepillado del cabello no dañan. Sin embargo, algunos procedimientos de peluquería, sobre todo la permanente frecuencia, los tintes y el exceso de calor en el secar o el ajustado, tienden a a hacer que el pelo pierda brillo y hacerlo frágil, de modo que se rompe con facilidad y se le doblan las puntas. Los acondicionadores del cabello tienen muy poco éxito en reparar estas deficiencias.


Lavado del pelo.

A menos que el pelo este muy sucio, bastara una sola aplicación de champú. Puede diluirlo hasta la mitad. Moje su cabello por completo, aplique el champú y de masaje suave e insistente para que la espuma llegue hasta el cuero cabelludo. Aclárelo con agua limpia. Si lo desea, utilice en esta fase un aditivo especial para el enjuague o acondicionador, pero recuerde que el abuso volverá su pelo lacio y graso. Envuelva el cabello mojado en una toalla. Luego péinese sin forzar para reducir al mínimo los daños.

Secado del cabello

Hay poca probabilidad de que los secadores de mano y los cascos quemen o perjudiquen el pelo, pero los bigudíes calientes y las tenacillas de rizar o planchas para el cabello no han de utilizarse muy calientes ni con demasiada frecuencia. El mejor procedimiento es dejar que el cabello se seque por si mismo.

Eliminación del pelo indeseado del cuerpo

Muchas mujeres (y la mayor parte de los hombres) eliminan con regularidad el pelo de ciertos lugares. Suele hacerse porque se considera de aspecto poco agradable. Se trata de una cuestión de preferencia personal y social (la eliminación de cabello indeseado no mejora la higiene ni la salud.) casi todos los métodos de eliminación son sencillos e indoloros, pero solo de efecto temporal, a menos que se utilice la eliminación con laser.

Los métodos mas utilizados para la eliminación del cabello indeseado son:

Afeitado: adecuado para todos los lugares del cuerpo. En contra de la creencia popular, el pelo no crece más grueso a consecuencia de ello.

Cremas y vaporizadores depilatorios: adecuados para todas las partes del cuerpo, pero pueden irritar algunas superficies de piel sensibles.

Depilación: normalmente usada para zonas pequeñas, a menudo de pelos aislados (cejas); tiene resultados duraderos.

Ceras: adecuadas para casi todos los lugares, con resultados duraderos. Suele efectuarse en los salones de belleza.

Electrolisis: suele ser permanente, pero debe realizarla un experto. Se aplica a superficies pequeñas (sobre todo la cara)